Los 5 peores errores de los universitarios

Hace un tiempo les escribí un artículo sobre “La vida universitaria, un paso al éxito” que vale la pena mencionarlo y volverlo a leer. La verdad es que ser universitario es más que aprobar materias con excelentes calificaciones u obtener un buen promedio, por ejemplo 9 o 10; esto solo pasará a ser una experiencia universitaria plasmada en papeles.

Los siguientes enunciados son un listado de las ideas centrales que encontré en Seguro Para Intercambio Académico, y sería muy egoísta de mi parte si me quedo con los créditos totales de este artículo.

A continuación describo cada error:

  1. Creer que el promedio es el objetivo de la universidad.

El promedio es un invento para tratar de evaluar igual a los que son diferentes, esto data desde años atrás y como requisito para ir de nivel en nivel. Esforzarse por alcanzar una boleta de diez perfecto está bien si aspiramos a una beca o a otros beneficios.

La mayoría de las pruebas o exámenes están hechos para evaluar que tanto estás de acuerdo con el criterio de tu profesor o de algún autor. Si sólo te concentras en el promedio, serás del promedio siempre.

  1. Creer que siempre serás lo que dice tu título.

Despertemos y vivamos el mundo real, es la revolución de la información. Debemos aprender a reinventarnos como lo hace la tecnología en todo el mundo, hay que estar listos para un mundo que hace negocios por redes sociales, por celular, por medio del branding personal y otras estrategias.

  1. Pensar que estudiar en la universidad nos hará profesional.

No seremos jamás profesionales si siempre llegamos tarde a nuestros compromisos, si buscamos excusas para no presentar algún trabajo a tiempo. No seremos tomados jamás como profesionales shi escrives ashhii.

La única manera de ser profesional es tomarnos en serio a nosotros mismos. Como sugerencia, dejemos de subir/publicar de forma grotesca las fiestas en las que nos divertimos, subir fotografías de comida en Instagram y hasta dejar de seguir Youtubers que no aportan ningún valor, más que diversión.

Si queremos ser líderes o dueños de una empresa, tenemos que esforzarnos más de lo que cuesta elaborar una tesis en la universidad, no tendremos horario y no podremos quejarnos en la dirección pidiendo mayor plazo de entrega.

La pulcritud, el respeto al tiempo de los demás, la ética, la constancia, la disciplina, y el esfuerzo nos hará profesionales. Un título por sí solo jamás.

  1. Creernos bien listos porque nos firmaron el servicio social o las prácticas profesionales.

Habrá personas que por necesidad estudien, trabajen, con familia y no tienen el tiempo para estas actividades, pero la inmensa mayoría sólo es responsable de sí mismo. Si vamos con nuestro tío, con el amigo influyente a que nos firmen, estaremos desperdiciando una gran oportunidad de probar el área laboral de nuestra profesión.

OJO: si nos piden que saquemos copias, seamos el mejor sacacopias del mundo, si nos piden ser capturista, seamos el mejor capturista mundo.

Pero no nos quedemos ahí, seamos ambiciosos, analicemos procesos, presentemos propuestas y aprovechemos la oportunidad única de aprender a expresar nuestras ideas. No nos busquemos un jefe barco, fácil. Busquemos a aquel líder que dice “Vamos a hacerlo”, el más exigente pero el más eficiente, el de mejor desempeño.

  1. No participar.

Levantemos la mano para preguntar, para participar, para expresarnos en clase, para discutir las ideas del maestro. Cuestionemos todo, preguntemos todo y participemos en todo. Si hay un concurso de debate entremos, si hay un certamen de innovación y emprendedores entremos; si hay una convocatoria para el programa de intercambios levantemos la mano e intentémoslo.

Cansémonos, activémonos, es la mejor forma de prepararnos para el mundo que hay afuera. Si nos equivocamos en clase no pasa nada; si opinamos distinto al maestro y lo expresamos en clase, desarrollaremos nuestro musculo crítico.

Nunca demos por sentadas todas las opiniones. Aprendamos a vivir la vida dando nuestra opinión, pero sobre todo, llevando las ideas a la acción; no nos quedemos en sueños, hagamos algo.

Germinemos, crezcamos y emprendamos.

Será un gusto poder ayudarte a desarrollar estrategias que te faciliten la toma de mejores decisiones. Si te ha gustado este artículo compártelo. Puedes seguirme en redes sociales para estar en contacto: FacebookTwitterInstagram o LinkedIn.

El marketing en nuestra vida también es una necesidad. 

Saludos :) 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.